El World Bee Project se lanzó en el año 2007 en UK para entender el descenso de la población de abejas y ayudar a protegerlas.

Para ello ‘World Bee Project Hive Network’ recogerá datos de forma remota utilizando una red de colmenas conectadas, que se enviarán a la nube de Oracle donde se utilizarán herramientas analíticas, inteligencia artificial y visualización de datos para dar a los investigadores nueva información sobre la relación entre las abejas melíferas y sus entornos.

Combinando toda la información con otras medidas de precisión como temperatura, humedad y producción de miel, será posible monitorizar las colonias de abejas, detectar patrones y predecir comportamientos.

Los polinizadores están disminuyendo a un ritmo alarmante; una seria preocupación dada su importancia para la seguridad alimentaria mundial, ya que las abejas son responsables de la polinización de un tercio del suministro mundial de alimentos. Y, según los expertos, las abejas melíferas de Inglaterra se están desvaneciendo más rápido que en cualquier otro lugar de Europa, con un descenso del 54% entre 1985 y 2005.

Además, de las 100 especies de cultivos que alimentan al 90% de la población mundial, las abejas polinizan 70.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación