En la empresa en la que trabajo en la actualidad además de utilizar técnicas de Machine Learning e Inteligencia Artificial para la optimización de procesos industriales las empleamos para ayudar a los Bancos a luchar contra el fraude y la decisión de si os aceptarán o negarán una Hipoteca depende en mucho de nuestros algoritmos.

Los chinos que en esto de la Inteligencia Artificial van muy por delante (y además no se preocupan demasiado por la privacidad de sus ciudadanos) están empezando a emplear nuevas técnicas que no serían admisibles en Europa tras la publicación de la GDPR.

Ping An Technology, subsidiaria de la segunda mayor aseguradora del mundo, ha desarrollado un sistema de reconocimiento facial que promete una fiabilidad del 99,8% y que ayudará a reducir las pérdidas del banco en un 60%.

Mediante las cámaras de los móviles o los sistemas de videovigilancia de los propios bancos, este reconocimiento facial puede detectar las diferentes expresiones de una persona e indicar en porcentaje hasta qué punto el usuario es fiable, como si de un detector de mentiras se tratase.

Los bancos no utilizan este sistema para decidir cuándo dejar o no el dinero, sin embargo si se detecta algo sospechoso el cliente queda marcado para una investigación posterior.

En total hasta 54 expresiones involuntarias diferentes que nuestro cerebro crea antes incluso que pensemos qué posición vamos a adoptar ante una situación.

Los movimientos del rostro pueden durar menos 0.04 segundos, prácticamente imperceptibles por el ojo humano pero sí por este reconocimiento facial que asegura un nivel de precisión altísimo.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación