Tengo más o menos claro que los actuales coches con motores de combustión tienen los días contados… aunque lo que me parece que no será antes de bastantes años ya que los coches eléctricos todavía están muy verdes. Si bien el tema de la “electrificación” de nuestras grandes ciudades para cargar todos nuestros coches no debería ser muy complicada hacerlo a nivel nacional / continental y reconvertir todas nuestras gasolineras en puntos de carga no es un tema baladí aunque si hay que hacerlo se hará.

La alternativa del coche con motores de gas está mucho más cerca ya que se puede usar incluso con pequeñas (y baratas) modificaciones de los actuales … siendo más ecológicos que quemando gasolina (o gasoil).

Sin embargo, creo que nunca llegaremos a ver (o yo, al menos) los coches con motores de hidrógeno a pesar de las investigaciones que se están haciendo. Así, por ejemplo, HYPROXI es un proceso patentado por un grupo de investigadores de universidades españolas que permite la producción eficiente, el almacenaje y transporte seguro de hidrógeno para su uso en celdas de combustible mediante el empleo de los denominados «líquidos orgánicos portadores de hidrógeno» (liquid organic hydrogen carriers o LOHC).

El líquido orgánico portador de hidrógeno es fruto de la combinación entre un silano y un alcohol que, en presencia de un catalizador, permite la generación de hidrógeno de manera rápida y controlada.

El hidrógeno se produce de forma rápida y eficaz controlándose mediante la utilización de catalizadores.

Tanto los líquidos orgánicos empleados, como el catalizador, son estables y pueden utilizarse para producir hidrógeno durante largos periodos de tiempo.

La generación controlada de hidrógeno permite su liberación en función de las necesidades del usuario y permitiría solucionar los problemas de seguridad que hoy en día presentan los vehículos existentes en el mercado, ya que estos almacenan el gas a alta presión.

En la prueba de concepto realizada con el prototipo (vehículo eléctrico) se ha conseguido un caudal de hidrógeno óptimo que actúa como fuente de alimentación de una pila de combustible.

Esta pila transforma la energía almacenada en forma de hidrógeno en energía eléctrica que permite impulsar el vehículo.

La ventaja de este tipo de pilas es que, al hacer reaccionar el hidrógeno y el oxígeno, el único subproducto que se produce es agua, este es el motivo por el cual el hidrógeno está considerado como una de las fuentes renovables más limpias del planeta.

Ahora bien, todavía queda mucho por investigar para para mejorar la eficiencia de la recuperación del silano de partida, así como aumentar la cantidad de hidrógeno que almacena este silano, que en los estudios llevados a cabo es del 6 % en peso.

353
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x