Como decían por aquí probablemente nunca lleguemos a tener un ordenador cuántico en casa aunque eso no significa que más o menos pronto podamos trabajar con ellos y todo gracias a la plataforma Q de IBM o a Quantum Leap de D-Wave (al servicio gratuito para usuarios en USA o Canadá).

Por otra parte hasta ahora no se habían probado las ventajas de un ordenado cuántico frente a uno clásico.

La prueba muestra que, en estos casos, el algoritmo cuántico puede resolver el problema en una cantidad fija de pasos, independientemente de cuántas entradas se agreguen.

Con un ordenador clásico, cuantas más entradas agregue, más pasos deberá seguir para resolver. Tales son las ventajas del procesamiento paralelo.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación