Investigadores en Dinamarca están aprovechando la inteligencia artificial y los datos de millones de personas para anticipar las etapas de la vida de un individuo hasta el final, con la esperanza de aumentar la conciencia sobre el poder y los peligros de la tecnología. Este proyecto, llamado life2vec, busca explorar patrones y relaciones que los programas de aprendizaje profundo pueden descubrir para predecir una amplia gama de eventos de salud o sociales.

El algoritmo detrás de la predicción

El profesor Sune Lehmann, de la Universidad Técnica de Dinamarca (DTU), explica que life2vec utiliza un proceso similar al de ChatGPT, pero en lugar de analizar el lenguaje, examina variables que impactan la vida como el nacimiento, la educación, los beneficios sociales o incluso los horarios de trabajo. Este algoritmo tiene el potencial de predecir desde resultados de salud hasta ingresos económicos.

Precisiones y limitaciones del modelo

Según los investigadores, el modelo de life2vec se basa en datos anonimizados de alrededor de seis millones de daneses, recopilados por la agencia oficial de estadísticas de Dinamarca. La precisión del algoritmo es del 78% al predecir la muerte y del 73% al predecir si una persona se mudará a otra ciudad o país. Sin embargo, aún no está listo para su uso fuera del ámbito de la investigación.

Reflexiones sobre ética y privacidad

A pesar de las posibilidades emocionantes que ofrece la IA en la predicción de eventos vitales, también plantea importantes preocupaciones éticas y de privacidad. La experta en ética de datos, Pernille Tranberg, advierte sobre el uso potencial de estos algoritmos por parte de empresas y aseguradoras para discriminar a las personas según su salud o expectativa de vida, lo que podría tener graves consecuencias para la igualdad y la justicia.

265
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x