El concepto de un ferrocarril lunar puede sonar descabellado a primera vista, pero detrás de esta idea se esconde un razonamiento sólido. La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA, por sus siglas en inglés) ha otorgado un contrato a Northrop Grumman para desarrollar un concepto de ferrocarril lunar, como parte del Estudio de Capacidad de Arquitectura Lunar (LunA-10) de 10 años.

Cuando los primeros astronautas llegaron al Mar de la Tranquilidad en 1969, se percataron de que una presencia humana permanente en la Luna requeriría una infraestructura sólida para mantenerla. Esto incluye minas para obtener hielo de agua, plantas de energía nuclear, fábricas y, por supuesto, ferrocarriles.

Aunque muchos piensan que la Luna es un lugar pequeño, en realidad es un territorio vasto con una superficie equivalente a la de África. Para mantener una presencia humana, incluso limitada, se necesitaría algún tipo de sistema de transporte que conecte diversos puntos y actividades.

Ventajas del ferrocarril lunar

Los ferrocarriles, ya sea con rieles tradicionales o utilizando sistemas maglev, tienen mucho sentido en este contexto. Además de su valor logístico, son una forma de lidiar con uno de los principales problemas de la Luna: el polvo lunar. Este polvo es extremadamente abrasivo y corrosivo. Debido a la completa ausencia de agua, la electricidad estática del polvo hace que se adhiera a los trajes espaciales y al equipo, reduciendo su vida útil. Viajar en tren reduciría considerablemente el contacto entre los humanos y el polvo, mientras se desplazan de un lugar a otro.

Otro factor a considerar son las huellas. Si bien los buggies lunares podrían ser utilizados, tienden a dañar la superficie lunar. En la Tierra, las huellas suelen desaparecer debido a la lluvia y la erosión en poco tiempo. En la Luna, permanecen intactas durante miles de millones de años. Por razones estéticas y de conservación, sería prudente minimizar este tipo de daño.

Detalles del contrato y perspectivas futuras

El nuevo contrato aborda algunos aspectos básicos del desarrollo de dicho ferrocarril lunar. Northrop Grumman tiene la tarea de determinar las interfaces y recursos necesarios para construir una red ferroviaria lunar, elaborar una lista crítica de costos previsibles, riesgos tecnológicos y logísticos, desarrollar prototipos de diseño conceptual y arquitectura, y idear cómo construir el ferrocarril con robots, así como resolver problemas como el nivelado de la línea férrea, la construcción de sus cimientos, la colocación de los rieles y asuntos continuos como la inspección, mantenimiento y reparación.

En palabras de Chris Adams, vicepresidente y director general de sistemas espaciales estratégicos de Northrop Grumman: “Esta inversión en investigación y desarrollo mantiene nuestra tecnología a la vanguardia de soluciones de próxima generación. Con nuestra experiencia probada en la integración de sistemas complejos y servicios autónomos comercializados, continuaremos creando cambios duraderos para un ecosistema espacial sostenible.”

Las perspectivas para la colonización lunar y la construcción de infraestructura como un ferrocarril representan un paso significativo hacia la exploración y la expansión humana en el espacio. Este contrato marca un hito en la colaboración entre el gobierno y el sector privado para hacer realidad estas ambiciosas empresas.

FRASE clave para SEO: .

Metadescripción:

ETIQUETAS: .

276
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x