En el emocionante mundo de la tecnología, siempre estamos buscando maneras de hacer las cosas más rápido, más eficientes y, por supuesto, más frescas. Recientemente, un equipo de investigadores de la Universidad de California, Riverside (UCR), ha dado un paso revolucionario que podría hacer que nuestros dispositivos funcionen al doble de velocidad sin necesidad de actualizar el hardware. ¿Cómo? Bueno, aquí te lo contamos.

El potencial del SHMT: Simultaneous and Heterogeneous Multithreading

La clave de este emocionante descubrimiento es algo llamado SHMT, que significa “simultaneous and heterogeneous multithreading” en inglés (hilos múltiples simultáneos y heterogéneos). Suena complicado, ¿verdad? Bueno, es un poco técnico, pero aquí está la idea principal: nuestros dispositivos modernos, como teléfonos, ordenadores y gadgets en general, no dependen solo de un procesador, sino de varios. Imagina que tu dispositivo tiene una parte del procesador dedicada a gráficos (la GPU), otra a tareas de aprendizaje automático (la TPU) y, por supuesto, la unidad central de procesamiento (CPU) para las tareas generales.

Según Hung-Wei Tseng, ingeniero informático de UCR, “no tienes que añadir nuevos procesadores porque ya los tienes”. Esto significa que, en lugar de invertir en nuevo hardware, los investigadores están buscando formas de utilizar más eficientemente los procesadores ya existentes en nuestros dispositivos.

Pruebas prometedoras

Para probar su idea, los investigadores combinaron tres tipos de unidades de procesamiento: una CPU ARM Cortex-A57, una GPU Nvidia y una TPU de Google Edge. Los resultados fueron sorprendentes: el tiempo de ejecución del código de muestra fue un 1,95 veces más rápido, mientras que el uso de energía se redujo en un 51 por ciento. ¡Increíble!

Desafíos por superar

Aunque estos resultados son emocionantes, todavía estamos en las primeras etapas de desarrollo de esta tecnología. Los investigadores reconocen que hay desafíos significativos por superar, como dividir los trabajos informáticos para que sean manejados por diferentes tipos de procesadores y luego combinar todo sin ningún retraso. Además, deben garantizar la calidad y precisión del trabajo realizado, ya que cada tipo de procesador puede tener una arquitectura diferente.

El futuro de la computación

Aunque este nuevo enfoque aún está en pañales, promete cambiar la forma en que pensamos sobre el rendimiento de nuestros dispositivos. Imagine un futuro donde su teléfono inteligente pueda ejecutar aplicaciones aún más rápido y con un uso de energía mucho más eficiente. Eso es lo que podría ofrecer el SHMT.

316
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x