En un mundo donde la sostenibilidad y la innovación son cada vez más importantes, la búsqueda de alternativas a los materiales fósiles se ha convertido en una prioridad. En este contexto, investigadores del Instituto Fraunhofer han desarrollado un proceso revolucionario que utiliza queratina, presente en las plumas de las aves, para la fabricación de adhesivos. Este enfoque no solo abre nuevas posibilidades en la industria de los adhesivos, sino que también sigue los principios de una economía circular bioinspirada.

Queratina: La alternativa sostenible

Las plumas de pollo, un subproducto de la producción de carne de ave, contienen queratina, una proteína estructural versátil que forma parte de las garras, pezuñas y plumas de los animales. La queratina es biodegradable y su estructura fibrosa la hace extremadamente resistente, lo que la convierte en un material ideal para la fabricación de adhesivos. Además, su capacidad para sufrir reacciones de reticulación la predestina para esta aplicación.

Proceso de fabricación

El proceso desarrollado por el Instituto Fraunhofer y Henkel AG & Co. KGaA implica la esterilización, lavado y trituración mecánica de las plumas de pollo. Luego, un proceso enzimático divide la queratina en polímeros de cadena corta mediante hidrólisis. Este producto resultante sirve como plataforma química para el desarrollo de adhesivos y otros productos químicos especializados. La capacidad de especificar parámetros para el adhesivo final, como tiempo de curado y resistencia, hace que este proceso sea altamente adaptable y versátil.

Impacto y futuro

La aplicación de la queratina en la fabricación de adhesivos tiene un gran potencial tanto económico como científico. Por ejemplo en el año 2021 la demanda total de adhesivos en 22 países europeos ascendió a unos 3,2 millones de toneladas. Desde el punto de vista científico, se ha presentado una solicitud de patente para el nuevo proceso y se ha publicado un artículo en una revista científica. Se espera que los avances en este campo continúen, con investigadores y empresas trabajando en conjunto para desarrollar aún más esta tecnología sostenible y bioinspirada.

Reflexiones finales

La utilización de queratina en la fabricación de adhesivos representa un paso importante hacia una economía más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Este enfoque no solo reduce la dependencia de los materiales fósiles, sino que también aprovecha los recursos naturales de manera más eficiente. A medida que avanzamos hacia un futuro más sostenible, la innovación en la industria de los adhesivos desempeñará un papel crucial en la creación de soluciones que sean tanto efectivas como respetuosas con el medio ambiente.

 

322
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x