Konstantin Novoselov, premio Nobel de Física en 2010 por la creación del grafeno, ha realizado otro descubrimiento que podría impulsar numerosas aplicaciones futuristas, desde lentes de contacto inteligentes hasta la detección rápida de enfermedades.

Novoselov, junto con un grupo de científicos, ha desenterrado propiedades únicas en dos compuestos inusuales: el diseleniuro de renio y el disulfuro de renio, también conocidos como ReSe2 y ReS2.

Ambos compuestos pertenecen a la misma familia de estructuras en 2D que el grafeno: el material más delgado, fuerte y conductor térmico conocido hasta la fecha.

El potencial tecnológico de ReSe2 y ReS2

Estos compuestos también tienen atributos especiales. Ambos pueden crear una nueva forma de manipulación de la luz, lo que tiene un inmenso potencial tecnológico.

Del laboratorio a la fábrica

Como muchos avances científicos, estas propiedades fueron descubiertas de manera fortuita. Los científicos estaban trabajando con la startup de deeptech Xpanceo en una nueva generación de interfaces informáticas: lentes de contacto inteligentes que crean una realidad extendida infinita.

Para cumplir con esta ambiciosa visión, las lentes necesitarían un rendimiento óptico extraordinario. Xpanceo sospechaba que ReS2 y ReSe2 podrían proporcionar la potencia subyacente.

En un laboratorio en Dubái, el equipo de investigación probó la hipótesis y descubrió que los materiales eran más potentes de lo esperado.

Aplicaciones comerciales y futuras

Novoselov describió los hallazgos del laboratorio como “innovadores”. Según él, “los ejes ópticos en estos materiales pueden moverse en diferentes direcciones, incluso rotar más de 90 grados para ciertos componentes. Esto significa que, ajustando la longitud de onda, podemos cambiar la dirección de la luz. Este descubrimiento tiene un potencial significativo para diversas industrias y aplicaciones, como la medicina, la inteligencia artificial y la realidad aumentada”.

Xpanceo, por su parte, ya está planeando las aplicaciones comerciales de estos compuestos. Valentyn Volkov, cofundador de Xpanceo, quiere aplicar los materiales en dispositivos ópticos, ordenadores de aprendizaje automático y pruebas de sangre basadas en láser.

ReSe2 y ReS2 ofrecen una nueva forma para que los dispositivos y aplicaciones manipulen la luz, allanando el camino hacia la fusión de todos los gadgets en un campo de visión ilimitado.

Reflexiones finales

Xpanceo también tiene como objetivo utilizar los materiales para alimentar sensores bioquímicos, lo que podría proporcionar análisis de sangre más rápidas y económicas. Además, los investigadores visualizan la incorporación de los materiales en circuitos fotónicos para crear ordenadores rápidos y potentes para el aprendizaje automático. Aunque aún queda mucho trabajo por hacer para convertir esta visión en realidad, para los usuarios de lentes de contacto, el futuro ya parece más brillante.

 

344
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x