Transformar materiales básicos en oro era un anhelo antiguo de los alquimistas, y aunque no se ha logrado esa proeza, los investigadores de la ETH de Zúrich han encontrado una manera de recuperar oro de una fuente inesperada: los residuos electrónicos. Utilizando una esponja fabricada a partir de proteínas del suero de leche, un subproducto de la industria alimentaria, estos científicos han desarrollado un método altamente sostenible para extraer este valioso metal precioso.

Un método innovador

El proceso comienza desnaturalizando proteínas de suero de leche para formar nanofibrillas proteicas en un gel, que luego se seca para crear una esponja. Esta esponja se sumerge en una solución de iones metálicos derivados de placas base electrónicas disueltas en ácido. Aquí es donde entra en juego la selectividad de la esponja: mientras que varios iones metálicos pueden adherirse a las fibras proteicas, el oro muestra una afinidad particularmente alta por ellas. Una vez que las fibras han absorbido los iones de oro, se calientan para reducir los iones a copos, que luego se funden en una pepita de oro.

Resultados asombrosos

Los resultados son impresionantes: a partir de las placas base de 20 ordenadores antiguos, los investigadores obtuvieron una pepita de oro de aproximadamente 450 miligramos con un contenido de oro del 91%, equivalente a 22 quilates. Además de ser efectivo, este método también resulta ser económicamente viable. Según los cálculos del equipo de investigación del profesor Mezzenga, los costos totales del proceso son 50 veces menores que el valor del oro recuperado.

Reflexiones y futuro

Este avance representa un gran paso hacia la sostenibilidad en la industria de la electrónica, donde la extracción de metales preciosos tradicionalmente ha sido costosa y contaminante. Además de los residuos electrónicos, los científicos están considerando otras fuentes potenciales de material, como los residuos industriales de la fabricación de microchips o de procesos de chapado en oro. Este enfoque innovador, que utiliza subproductos de la industria alimentaria para recuperar valiosos recursos de desechos electrónicos, demuestra el potencial de la ciencia para abordar los desafíos ambientales y económicos de nuestro tiempo.

 

219
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x