¿No sabíais que hay innovadora nave que se consume a sí misma en su viaje espacial?. Investigadores de la Universidad de Glasgow han desarrollado el primer motor de cohete autófago, que utiliza el calor residual de la combustión para derretir su fuselaje de plástico y usarlo como combustible. Presentado en el American Institute of Aeronautics and Astronautics SciTech Forum, este diseño revolucionario busca cambiar el futuro de la exploración espacial.

La maravilla autófaga: ¡Comiéndose a sí misma!

Imagina un cohete que no solo se lanza al espacio, ¡sino que también se consume durante el viaje! El motor utiliza tubos de plástico de alta densidad como combustible, quemándolos junto con propano líquido y oxígeno gaseoso. A medida que el cohete asciende, se quema el tubo de plástico, que se alimenta en la cámara de combustión del motor. Esta ingeniosa autagofagia significa que el cohete necesita menos propelente desde la Tierra, brindándole más espacio para transportar cargas útiles al espacio. ¡Una forma revolucionaria de abordar la exploración espacial!

Ouroborous-3: Un nombre legendario para un cohete innovador

El cohete ha sido bautizado como Ouroborous-3, en referencia al antiguo símbolo egipcio de una serpiente que se devora a sí misma para renacer. Este diseño única se probó en el MachLab en la Base Aérea de Machrihanish (UK), generando 100 newtons de empuje en experimentos controlados. Los resultados indican que se puede utilizar propelente líquido más energético y que el fuselaje de plástico puede resistir las fuerzas necesarias para alimentarlo al motor. ¡Una hazaña de ingeniería que podría cambiar la forma en que llegamos al espacio!

Más allá de la Tierra: Nanolanuchadores ecológicos

El equipo de investigación planea escalar el proyecto para crear prototipos de motores de vuelo y utilizar oxidantes líquidos. Su enfoque está en nanolanuchadores, ofreciendo una alternativa económica para llevar nanosatélites directamente al espacio. Además, el cohete se consume antes de llegar a la órbita, evitando convertirse en basura espacial. ¡Una solución innovadora para abordar el creciente problema de los desechos espaciales!

Reflexiones Adicionales

La autófaga Ouroborous-3 podría ser el avance que estábamos esperando para una exploración espacial más sostenible. ¿Estamos viendo el futuro de los viajes espaciales con menos residuos? ¡La ciencia ficción se encuentra con la realidad en esta increíble odisea espacial autodevoradora!

219
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x