Hoy vamos a sumergirnos en el fascinante mundo de la inteligencia artificial aplicada a la predicción del tiempo. DeepMind, la mente maestra detrás de innumerables innovaciones, ha desplegado una nueva joya tecnológica: GraphCast, un modelo de IA diseñado para acelerar y mejorar nuestras predicciones climáticas globales.

Este modelo, que está revolucionando la forma en que entendemos y predecimos el clima, se basa en una arquitectura de aprendizaje automático y las Redes Neuronales de Grafos (GNNs). Estas últimas son las clave, ya que proporciona una arquitectura excepcionalmente útil para procesar datos estructurados espacialmente.Al aprovechar datos masivos y patrones climáticos históricos, la IA puede realizar predicciones más rápidas y precisas. La velocidad y la precisión se entrelazan para proporcionar pronósticos climáticos que podrían cambiar la forma en que nos preparamos para el tiempo que se avecina.

Detalles técnicos: La magia que se esconde detrás del algoritmo

GraphCast es capaz de predecir hasta diez días en el futuro decenas de variables meteorológicas en todo el planeta en menos de un minuto. Cubriendo la superficie terrestre con una resolución de 0.25 grados de longitud/latitud, lo que se traduce en 28 km x 28 km en el ecuador, pronostica cinco variables clave, incluyendo temperatura, velocidad y dirección del viento, presión media a nivel del mar, y seis magnitudes atmosféricas en 37 niveles de altitud, como la humedad. Este enfoque basado en datos permite una velocidad sin precedentes en la generación de pronósticos en comparación con los métodos tradicionales.

YouTube player

 

El proceso de entrenamiento de GraphCast fue intensivo en términos de cómputo, pero el modelo resultante es altamente eficiente. ¡Imagina hacer pronósticos de 10 días en menos de un minuto con una sola máquina Google TPU v4! En comparación, un enfoque convencional como HRES del Centro Europeo de Pronósticos Meteorológicos podría llevar horas en un supercomputador con cientos de máquinas.

Más allá de las expectativas

En una evaluación exhaustiva de rendimiento contra el sistema determinista de referencia, HRES , GraphCast superó en precisión en más del 90% de las 1380 variables de prueba y plazos de pronóstico. Limitando la evaluación a la troposfera, la región atmosférica de 6 a 20 kilómetros de altura más cercana a la superficie de la Tierra, donde la predicción precisa es crucial, el modelo de Google superó a HRES en el 99.7% de las variables de prueba para el clima futuro.

Impacto en la sociedad y el medio ambiente

Lo más impactante de GraphCast es su habilidad para identificar eventos climáticos severos antes que otros enfoques. Además de predecir ciclones o temperaturas extremas, GraphCast caracteriza los llamados “ríos atmosféricos”, regiones estrechas de la atmósfera que transfieren la mayor parte del agua de vapor fuera de los trópicos. La intensidad de estos ríos atmosféricos puede indicar si traerán lluvias beneficiosas o inundaciones devastadoras.

Imagina poder anticipar con mayor certeza eventos climáticos extremos como huracanes o sequías. Esta tecnología no solo nos ayuda a planificar nuestro día, sino que también podría ser una herramienta invaluable para gestionar crisis climáticas y reducir su impacto. Desde agricultura hasta gestión de recursos naturales, las implicaciones son enormes. ¿No os parece emocionante ser testigos de cómo la tecnología y la naturaleza pueden colaborar para un futuro más sostenible?

291
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x