Si hay algo que a todos nos fascina es la idea de conocer nuestro cuerpo más a fondo, y más si se trata de salud. Ahora, imagina que un pequeño dispositivo puede decirte cómo andan tus niveles hormonales con solo analizar una gota de sudor. ¿Increíble, verdad? Pues ese futuro ya está aquí gracias a un equipo de investigadores de Caltech.

Estradiol: mucho más que un simple componente

El estradiol, esa potente forma de estrógeno, juega un papel fundamental en la salud de las mujeres. Más allá de regular ciclos reproductivos y ovulación, los niveles de este hormona se relacionan con problemas como depresión, osteoporosis e incluso enfermedades cardíacas. Hasta ahora, medir el estradiol implicaba muestras de sangre o de orina. ¿Te suena familiar ese pinchazo en el dedo o esa copa para recolectar la orina? Bueno, todo eso podría ser cosa del pasado.

Ciencia, sudor y lágrimas… pero sin las lágrimas

Lo fascinante del sensor de Caltech, liderado por el profesor de ingeniería médica Wei Gao, es que necesita ínfimas cantidades de sudor. Y si piensas que es fácil porque el estradiol abunda en el sudor, estás equivocado. De hecho, este hormona se encuentra en concentraciones 50 veces menores en el sudor que en la sangre.

¿Y cómo lo logra?

Mediante un proceso súper innovador, el sistema de monitorización del wearable emplea aptámeros, que son como pedacitos de ADN capaces de unirse a moléculas objetivo, en este caso, al estradiol. Una vez que se unen, la molécula se recaptura con nanopartículas de oro recubiertas de carburo de titanio, generando una señal eléctrica que se mide y se correlaciona con los niveles de estradiol a través de una app en tu smartphone.

Pero, ¿cómo garantiza que el análisis sea preciso? El sensor cuenta con pequeños canales que, mediante válvulas automáticas, permiten el ingreso de cantidades exactas de fluido. Y para tener en cuenta las variaciones en la composición del sudor de cada persona, también se recalibra continuamente basándose en los niveles de sal, temperatura de la piel y pH del sudor.

Gao no es nuevo en esto

Este no es el primer “invento” de Gao en cuanto a sensores de sudor. Anteriormente, diseñó variantes que detectaban el cortisol (hormona del estrés), COVID-19 y hasta biomarcadores que indican inflamación.

A través de las palabras de Gao, nos enteramos de que las personas a menudo le preguntaban si podía crear un sensor de sudor para las hormonas femeninas. Ello le motivó a desarrollar este novedoso wearable, que con algunas mejoras adicionales podría ayudar a quienes intentan concebir de manera natural o in vitro y a quienes necesitan terapias de reemplazo hormonal.

244
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x