Seguro que sabrás que la venta de termómetros de mercurio en España fue prohibida el 1 de enero de 2009. Esta medida se implementó como parte de las políticas de protección del medio ambiente y la salud pública, ya que los termómetros de mercurio pueden ser peligrosos debido a la toxicidad del mercurio, tanto para las personas como para el medio ambiente. En su lugar, se promovió el uso de termómetros digitales o de otros tipos que no contengan mercurio.

Lo que quizás no sepas es que en España existe un sistema de recogida y reciclaje de termómetros de mercurio desechados. Este sistema se enmarca dentro de los programas de gestión de residuos peligrosos y está regulado por la legislación nacional y regional.

Ahora investigadores de la Universidad de Washington han desarrollado una aplicación llamada FeverPhone que convierte los teléfonos inteligentes/smartphones en termómetros para medir con precisión la temperatura corporal.

FeverPhone utiliza la pantalla táctil del teléfono y los sensores de temperatura de la batería existentes para recopilar datos. Luego, un modelo de aprendizaje automático estima la temperatura de las personas. En un estudio de validación la aplicación demostró una precisión comparable a la de algunos termómetros comerciales para estimar la temperatura del cuerpo. Los resultados de la investigación se han publicado en Proceedings of the ACM on Interactive, Mobile, Wearable and Ubiquitous Technologies.

El equipo planea recopilar más datos de entrenamiento para mejorar el rendimiento de la aplicación. Al proporcionar un método conveniente y accesible para medir la temperatura, FeverPhone tiene el potencial de ayudar a los médicos en el diagnóstico y monitoreo de la fiebre, lo que permite una intervención temprana. Por otra parte los investigadores también están explorando la posibilidad de replicar la tecnología en relojes inteligentes.

 

436
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x