STAT es un “wearable” que se coloca en la parte superior de la oreja y utiliza un sensor óptico infrarrojo para medir el flujo sanguíneo. Ayuda a entender los episodios de mareos, desmayos, dolores de cabeza y fatiga al ponerse de pie. Estos síntomas son causados por la falta de contracción automática de los vasos sanguíneos en las piernas, lo que resulta en una cantidad insuficiente de sangre enviada al corazón.

Estos problemas afectan a personas de todas las edades, incluidos los afectados por el síndrome de fatiga crónica y el COVID-19 de larga duración. Los síntomas pueden ser tan graves que impiden que más del 80% de los afectados salgan de sus hogares durante varios días a la semana.

El dispositivo Stat monitorea el flujo sanguíneo, la frecuencia cardíaca y la “presión arterial”. Sus sensores pueden predecir los desmayos minutos antes de que ocurran. A través de la aplicación móvil, los usuarios pueden acceder a dos métricas principales: el “Up Score” y el “Flow Score”. Estas puntuaciones ayudan en la rehabilitación al brindar información sobre la postura y el progreso del usuario.

Una característica destacada del Stat es su fuente de energía. Utiliza paneles solares para cargar la batería, lo que significa que no es necesario quitarlo y recargarlo. Se estima que puede mantenerse cargado al exponerlo al sol durante tres horas cada dos o tres días.

Stat tiene previsto lanzar su primer lote de dispositivos en el primer trimestre de 2024, con preórdenes disponibles a finales de 2023. Será un dispositivo basado en suscripción, con precios adaptados a la necesidad de los pacientes a largo plazo.

310
Suscribirse
Notificación
1 Comment
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x