Científicos de la Universidad de Texas A&M han estado trabajando con electrodos de batería a base de agua sin metal y han descubierto que la diferencia en la capacidad de almacenamiento de energía es de hasta un 1000 %.

En el artículo recién publicado en Nature Materials explican que las baterías a base de agua o acuosas consisten en un cátodo, el electrodo con carga negativa; un ánodo – el electrodo cargado positivamente; y un electrolito, como las baterías tradicionales. Pero en esta batería a base de agua, los cátodos y ánodos son polímeros que pueden almacenar energía, y el electrolito es agua mezclada con sales orgánicas.

El electrolito transfiere los iones, las partículas portadoras de carga, de un lado a otro entre el cátodo y el ánodo, y el electrolito también es clave para el almacenamiento de energía a través de sus interacciones con el electrodo.

Según su artículo, los electrodos, los “polímeros radicales no conjugados activos redox”, son candidatos prometedores para baterías a base de agua debido al alto voltaje de descarga de los polímeros y la rápida cinética redox.

Estas podrían mitigar la posible escasez de metales como el cobalto y el litio, así como eliminar la posibilidad de incendios en las baterías.

Sin embargo todavía falta bastante tiempo (¿15-20 años?) para que podamos utilizar este tipo de baterías de una forma “normal”.

399
Suscribirse
Notificación
1 Comment
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x