El tema de la sordera es un problema importante que se estima pueda dificultar la vida de un 40% de los europeos para el año 2035. La audición de música a elevado volumen, con auriculares y durante largos períodos de tiempo perjudica claramente a nuestro oído.

Si ayer mismo os comentábamos como en un futuro cercano las personas duras de oído podrían «escuchar» el mundo por medio de subtítulos hoy os contamos que en la Universidad de Málaga (UMA) en un sistema para disfrutar de la música a través… del tacto.

Se trata de un algoritmo audio-táctil que, mediante el uso de ‘ilusiones táctiles’, permite la traducción de música monofónica a estímulos tangibles, a partir de vibraciones. “Es como ‘hackear’ el sistema nervioso para que se reciba una respuesta diferente al estímulo real enviado”, señalan.

El resultado final sería un terminal portátil que, incluso, podría llevarse a un concierto, ya que este prototipo en un futuro, se podría integrar en smartphones.

El algoritmo que han desarrollado es capaz de convertir las características y estructuras musicales extraídas de archivos MIDI en ‘estímulos vibrotáctiles’.

Los modelos actuales no garantizan la correspondencia entre la respuesta emocional a la música y la versión vibrotáctil.

Frente a ello, lo que proponen estos ingenieros de la UMA es realizar arreglos a las ‘ilusiones táctiles’ para mejorar y ampliar el espectro de características musicales, agregando dinámica a las vibraciones en forma de movimiento, cambios de dirección y localización.

Los primeros experimentos realizados, en los que han participado cerca de medio centenar de voluntarios, muestran que estos arreglos a las ‘ilusiones táctiles’ les evocan más emociones positivas que negativas.

También son percibidos de forma más agradable y estimulante que el audio, provocándoles una respuesta emocional diferente a la de la música original.

94
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x