Cuando tuve la suerte de trabajar en el Centro de Investigación de la mayor petrolera española se hablaba de un fabuloso producto para auroreparar las rayaduras del coche, por ejemplo. Al final y como desgraciadamente en otros muchos casos… el invento no acabó en nada,

Aunque actualmente se venden muchos productos «mágicos» que lo hacen la verdad es que no me fío y, aprovechando mi seguro a todo riesgo, dejo a los profesionales que hagan su trabajo.

Ahora son investigadores del Instituto de Investigación de Tecnología Química de Corea (KRICT) los que han creado un nuevo recubrimiento autorreparable para coches que cura los rasguños con solo media hora de exposición a la luz solar.

Según indican el nuevo producto contiene una red de polímeros a base de poliol acrílico que tienen enlaces químicos dinámicos que pueden romperse en respuesta a un estímulo y luego reformarse en su disposición original, reparando efectivamente daños menores como rasguños. 

Como detonante para desencadenar el mecanismo sirve el calor, proporcionado por un tinte fototérmico orgánico que capta la luz infrarroja, incrustado en el revestimiento.

En sus experimentos comprobaron que  30 minutos después , el recubrimiento fue capaz de sanar los rayones. Además, los investigadores también demostraroque el proceso puede acelerarse drásticamente bajo luz concentrada. Si se usa una lupa para concentrar la luz del sol sobre la marca o rasguño, este puede repararse en menos de 30 segundos.

Además de por su elevada velocidad de actuación y la posibilidad de poder aplicarse de forma recurrente, esta tecnología es superior a algunos recubrimientos autorreparables anteriores en varios aspectos. Por ejemplo, el empleo de tintes fototérmicos orgánicos utiliza mucha menos energía que las versiones inorgánicas regulares, que necesitan pistolas de calor o luces UV concentradas.

130
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x