Tras analizar el suelo lunar traído por la nave espacial china Chang’e 5, científicos de la Universidad de Nanjing, descubrieron que la muestra contiene algunos compuestos –como sustancias ricas en hierro y titanio– que podrían funcionar como catalizadores para fabricar oxígeno y combustible.

En nuestro planeta el oxígeno que respiramos procede de las plantas y otros organismos fotosintéticos, como las cianobacterias que lo producen mientras convierten el dióxido de carbono (CO2) y la luz solar en azúcares. Ahora, los investigadores chinos proponen realizar un proceso de fotosíntesis similar en la Luna, según el estudio que publican esta semana en la revista Joule.

Con la ayuda de la radiación solar, el sistema utiliza el suelo lunar para electrolizar el agua, que se podría extraer de la propia Luna y deshidratando los gases exhalados por los astronautas, generando oxígeno e hidrógeno.

El dióxido de carbono que emitan los futuros habitantes de la Luna también se puede almacenar y combinar con ese hidrógeno mediante un proceso de hidrogenación catalizado por el suelo lunar. Así se generan hidrocarburos como el metano, que se podría utilizar como combustible.

Este proceso no utiliza energía externa, solo la luz solar, para producir una serie de productos de interés (como agua, oxígeno y combustible) que podrían sustentar la vida en una base lunar. El equipo ya está buscando una oportunidad para probar este sistema en el espacio, posiblemente con las futuras misiones lunares tripuladas de China

 

41
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x