Hoy hemos aprovechado para ir a comer fuera y me ha sorprendido la cara del camarero cuando he acercado el iWatch para pagar la cuenta. Yo, inocente de mí, pensaba que se había sorprendido porque con un simple movimiento de muñeca se pudiese pagar ya que no debe ser muy habitual tener clientes así en un pueblo machego.

Incluso me ha comentado que en el futuro hasta nos pondrían «algo» (un chip, supongo) en el dedo y con él podríamos pagar. Ahora y tras leer lo publicado hace un par de dás en Nature me he dado cuenta que había subestimado a Rafael (el camarero) y que sabía mucho más de lo que aparentaba smile

De acuerdo a lo publicado un grupo de investigadores orientales (en la Universidad de Stanford en Estados Unidos)  ha creado una pantalla capaz de funcionar amoldada a superficies aunque no sean planas.

Esta nueva pantalla se basa en el descubrimiento de un método para producir un polímero elástico emisor de luz de alta luminosidad, que funciona como el filamento de una bombilla.

YouTube player

La pantalla resultante está hecha enteramente de polímeros elásticos, materiales plásticos sintéticos.

El dispositivo tiene un brillo máximo que es al menos dos veces superior al de la pantalla de un teléfono móvil convencional y puede estirarse hasta el doble de su longitud original sin romperse.

Gracias a su flexibilidad y elasticidad, una pantalla de este tipo puede adherirse a un brazo o a un dedo y no se rasga al doblarse o flexionarse.

Esto permitirá que las personas que por su actividad necesiten consultar muy frecuentemente una pantalla puedan tenerla pegada directamente a su piel… e incluso pagar el almuerzo con solo un dedo ¿No?.

165
Suscribirse
Notificación
1 Comment
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x