Aunque en mi caso en particular no sería un problema la verdad es que para los «yanquis», acostumbrados a valorar como «deportivos» a los coches con cambios de marcha, los eléctricos serían algo a evitar sad

Por ejemplo Kyle de CNET, al que le gusta conducir, prefiere tener la necesidad de cambiar de marchas y no conducir coches automáticos para no aburrirse en los viajes… y no debe ser el único.

El coche eléctrico no tiene caja de cambios ni embrague. Los coches eléctricos no cuentan ni con caja de cambio ni embrague por lo que su conducción es como la de un coche automático. La fuerza inicial que se da es instantánea y por ello, la aceleración es mayor que un vehículo de combustión.

Es por ello que Toyota acaba de lanzar una decena de patentes que tienden a emular el comportamiento de las cajas de cambio para que el coche eléctrico «responda» de una forma similar a como lo haría su equivalente manual.

 

 

516
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x