El empleo de «vacunas» nasales para luchar contra el COVID parece lo más lógico teniendo en cuenta que es el mecanismo que utiliza el virus para atacarnos. De ahí la gran cantidad de pruebas que se están realizando desde hace tiempo por todas las partes del mundo.

Por ejemplo, un nuevo tratamiento de aerosol nasal, en desarrollo por científicos de la Universidad de Helsinki (Finlandia), daría inmunidad durante un corto período de tiempo.

El aerosol funciona bloqueando la replicación del virus en la nariz y, al parecer, funcionaría bien contra todas las variantes, a diferencia de los tratamientos populares con anticuerpos monoclonales que son menos efectivos contra Ómicron.

El aerosol nasal debería ser efectivo contra Ómicron y otras variantes nuevas, porque se basa en una parte del virus que no ha cambiado durante la mutación.

Sin embargo aunque no es un sustituto de las vacunas ni pretende serlo, podría ofrecer protección adicional para aquellos que necesitan un refuerzo extra en su sistema inmunitario, ya sean pacientes en tratamiento contra el cáncer, personas trasplantadas, o con VIH.

El nuevo medicamento se basa en investigaciones anteriores que muestran que el tejido dentro de la nariz es un lugar privilegiado para que el coronavirus se replique.

Tras multiplicarse en la nariz, el virus suele avanzar a través del tracto respiratorio hasta los pulmones, donde provoca síntomas mucho más graves.

De ahí que, enviar anticuerpos anti-Covid directamente a la nariz pueda evitar que el virus se replique en la etapa más temprana posible de la enfermedad.

 

688
Suscribirse
Notificación
1 Comment
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x