Aunque yo nunca he tenido esa desgracia, sí conozco a «uno» que se quedó tirado una noche en medio de España sin gasolina en su coche. Afortunadamente casi siempre en las gasolineras es posible comprar una garrafa y llenarla de unos litros de gasolina para hacer unos kilómetos y recargar el coche.

En el caso de los coches eléctricos mucho me temo que la solución no será tan sencilla lo que unido a la escasez actual de «electrolineras» (actualmente 7800 en toda España) puede ser algo realmente estresante ¿o no?.

Para intentar evitar este problema, una startup rusa llamada L-Charge ha presentado un camión movido por gas o hidrógeno que puede recargar hasta 48 coches eléctricos a diario.

En los últimos años hemos visto furgonetas diésel con baterías portátiles o vehículos que necesitaban de la ayuda de grupos electrógenos de combustión para poder arrancar, dando al traste con todas las emisiones que el auto eléctrico había ahorrado a la atmósfera.

YouTube player

La ventaja de este vehículo es que puede moverse consumiendo gas natural o hidrógeno y él mismo utilizar estas energías para generar electricidad y dar soporte a más de 40 autos eléctricos cada día.

Según los datos de la propia empresa, pueden recargar el 80 por ciento de la batería empleando entre cinco y siete minutos y apenas 20 minutos para una carga completa de la misma.

La empresa asegura que les demandan hasta seis unidades cada día, pese a que de momento sólo opera en Moscú y el precio de su kWh es el doble que el de la competencia.

Eso sí, en su web anuncian precios más bajos si se reserva el servicio anticipadamente, por lo que también puede ser interesante si el conductor calcula que necesitará un pequeño impulso eléctrico en unas horas y no quiere desplazarse hasta un enchufe.

720
Suscribirse
Notificación
1 Comment
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x