Uno de los problemas de la energía solar es que tan solo se puede generar energía cuando hay sol. No funciona ni por las noches ni cuando el cielo está nublado.

De ahí la propuesta en los años 40, de Isaac Asimov obtener energía solar en el espacio y enviarla a la Tierra, aprovechando así esta fuente de energía sin limitaciones.

A pesar de ser una interesante idea de ciencia ficción, los japoneses llevan tiempo trabajando en el desarrllo de centrales eléctricas ubicadas en el espacio.  Como no podía ser de otro modo, China también quiere dominar el mundo con esta tecnología y ha anunciado que tendrá su primera estación eléctrica en órbita terrestre en 2030.

Por su parte el ejército norteamericano acaba de presentar una nueva tecnología para recoger la luz solar en el espacio y transmitirla a cualquier punto del planeta … sin el empleo de láseres.

Estas nuevas placas solares transforman la radiación solar en microondas que son recogidas por unos receptores aquí en la tierra convirtiéndolas en electricidad.

El descubrimiento se ha hecho dentro del programa de Energía Solar Espacial del ejército para disponer de una fuente de energía independiente y fiable para las bases militares en tierra.

Cuando el sistema esté listo (no antes del año 2025) recogerá la energía solar en el espacio mediante células fotovoltaicas de alta eficiencia que la transformará en microondas. Finalmente gracias a una antena rectificadora o ‘rectenna’ situada en la estación receptora terrestre se convertirá en corriente continua para que pueda ser utilizada como electricidad.

Lo interesante y útil de la radiofrecuencia es que se puede transmitir la energía independientemente de la hora del día, porque atraviesa las nubes…

En cualquier caso me queda la duda de saber si sería suficientemente seguro ponerse en su trayectoria y acabar asado como un pollo en un horno de microondas sad

399
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x