Como muchos de vosotros ya estamos pensando en los regalos de las próximas navidades que serán muy tecnológicos como suele ser habitual en nuestra casa.

Por ejemplo, estamos pensando en uno de los DogPhones inventados en la Universidad de Glasgow para que nuestra perrita Yuna nos llame cuando se encuentre sola y tenga necesidad de amor… o de comida, más bien.

El DogPhone no tiene exactamente la forma de un teléfono ya que más bien es una pelota muy suave (con un acelerómetro en su interior) que al moverse envía la señal a un ordenador que hace la llamada al teléfono del humano y además hace sonar un timbre telefónico, para que el perro sepa dónde tiene que posicionarse para interactuar.

YouTube player

El dispositivo fue probado por la doctora, líder del equipo de investigación, con su propia mascota, un labrador de diez años, que por supuesto hizo muchas llamadas por accidente. O bien, llamaba a su dueña pero una vez establecida la comunicación, no mostraba mayor interés en la llamada.

Sin embargo, los investigadores creen que algunas de estas llamadas pueden haber sido un accidente solo desde la perspectiva humana, pero que tal vez el perro efectivamente quería generar algún tipo de interacción.

La conclusión del estudio dice que este DogPhone es una manera de demostrar que los perros sí pueden controlar la tecnología y que, por consecuencia, es posible crear aparatos específicamente para ellos. Sobre todo, pensando en aquellos que deben pasar muchas horas del día alejados de sus amos y que, a raíz de eso, generan algún tipo de trastorno emocional.

 

49
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x
A %d blogueros les gusta esto: