Es de sobra conocido que Debian es una de las distribuciones de Linux más estables y versátiles que puede encontrar, con una historia que se remonta a 1993. Su antigüedad y estabilidad es la razón por la que muchas otras distribuciones populares como Ubuntu, Linux Mint, Basic Operating System y el sistema operativo Raspberry Pi OS pueden rastrear sus raíces hasta Debian.

Si bien desde el pasado agosto existe Debian 11 «Bullseye» no ha sido hasta octubre cuando ha salido la versión 11.1 con importantes mejoras que han llevado la gente de Raspberry Pi a utilizarla de base para su último Raspberry Pi OS.

La mejor manera de instalar esta versión de Raspberry Pi OS basada en Bullseye es usar la herramienta Imager de la compañía, desde donde se descargará e instalará la nueva imagen en una SD o USB aunque loss que prefieran un control total de la instalación siempre lo pueden hacer de forma manual desde aquí.

Entre sus novedades, destacan por lo menos dos que podremos apreciar a simple vista: por una parte, todas las aplicaciones han pasado a usar GTK 3; por otra, se ha introducido un nuevo sistema de notificaciones que se ha integrado en la barra de tareas, y cada aviso se mostrará en la zona superior derecha.

YouTube player
361
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x