El transporte, cuando se realiza una compra online de un producto, comprende de numerosas fases. Así, desde que se recoge del almacén, hasta que le llega al cliente final, ha de pasar por numerosos procesos y trayectos, para los cuáles se necesita actuar con celeridad.

La última milla, la cual se conoce también como distribución capilar, es una gestión de transporte de paquetería centrado en el último trayecto que ha de realizarse en la entrega final. Es decir, suele corresponder al trayecto que se hace una vez se han agrupado una serie de paquetes y que luego se distribuyen en la ciudad.

Para resolver este problema, aun no resuelto de forma eficaz, se está probando el uso de drones con las limitaciones exitentes de vuelos por encima de zonas pobladas, etc. También ha crecido de forma sustancial la demanda de los robots de reparto y más últimamente como consecuencia de la pandemia.

Los robots de reparto son en realidad pequeños vehículos autónomos capaces de navegar distancias cortas por las aceras, evitando el tránsito de los peatones y los posibles obstáculos que puedan complicar el trayecto. El Meet Scout de Amazon es uno de los ejemplos más interesantes que han aparecido en los últimos tiempos.

Droiid es otro robots de este tipo, con seis ruedas y que se puede programar para que funcione de forma totalmente autónoma… o para ser «controlado» a distancia por medio de las emisiones en vivo de Twitch o Youtube.

Lo mejor de todo es que para este Droiid tan solo se necesita una RPi y un Arduino Mega para controlar los seis servomotores que lo mueven … además lógicamente de una cámara para la RPi y una impresora para fabricar el cuerpo del robot.

 

 

76
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x