La imaginación de los hackers «malos» no tiene fin y cada día nos sorprenden con nuevos métodos que se podráin emplear para espiar sin necesigtar grandes medios para ellos.

Ahora un investigador israelí (como no podía ser menos) ha mostrado el que posiblemente sea el método más curioso hasta la fecha: analizando el parpadeo de los LED del altavoz.

A partir de ahí, con un telescopio a decenas de metros de distancia, podía descifrar la conversación simplemente detectando las «vibraciones» (casi impreceptibles a la vista) del LED indicador para advertir de que el equipo funciona o está conectado a la red eléctrica.

Tal y como describen aquí «ovsrevadno» de forma cuidadosa el LED es posible analizar qué está reproduciendo el altavoz.

La idea es que a medida que un electroimán aumenta y disminuye dentro del altavoz para crear las vibraciones que produce el dispositivo, la energía disponible para el LED también aumenta y disminuye.

Es decir, la actividad que produce el altavoz en sí para generar el sonido se ve reflejada en la energía disponible para alimentar el LED del altavoz. Esto hace que a veces reduzca o aumente la intensidad del brillo que produce aunque este ligero cambio de brillo no llega a ser perceptible para el ojo humano.

YouTube player

Sin embargo, es un cambio lo suficientemente sutil como para que sea detectado por un sensor electroscópico. A partir de ahí es cuestión de descifrar y auqnue la señal decodificada no es del todo clara si es suficiente como para comprender sin problemas qué se está diciendo si es una conversación.

La solución es igual de sencilla que la utilizada para evitar que te espién a través de tu webcam: Tapar, en este caso, el LED para que no se vea desde el exterior a la espera de que los fabricantes, por ejemplo, alimentasen estos LED con una fuente diferente en el altavoz para evitar esta interacciñón de voltajes.

300
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x