Aunque los violines del italiano Stradivari se consideran como los mejores (o al menos los más caros) uno de su contemporáneo Guarneri mantuvo el record de precio sobrepasando los tres millones de euros aunque posteriormente un Stradivarius se vendió por 11 millones.

Desde hace tiempo se había se había empezado a sospechar que diferentes tratamientos químicos podían estar detrás de su sonido único. Pero no ha sido hasta ahora cuando se han reconocido los productos específicos con los que estos lutieres trataron sus instrumentos.

Un equipo internacional dirigido por un profesor de química en la Universidad Nacional de Taiwán, ha tomado el relevo de Nagyvary, quien hace unos 40 años fue el primero en probar su teoría: que la razón principal para el sonido prístino, más allá de la fina artesanía, eran los productos químicos que utilizaban estos maestros.

Sin embargo, no lo hacían conscientemente.

O no directamente, pues su objetivo en realidad era tratar una plaga de gusanos que se estaba comiendo la madera que utilizaban para hacer sus instrumentos.

Ahora, el equipo de Tai junto con el propio Nagyvary han conseguido desvelar qué compuestos químicos había en la mezcla.

Concretamente se usó sal de boro, zinc, cobre y alumbre, junto con agua de cal, para tratar la madera utilizada en los instrumentos.

Así, los autores señalan que cada fabricante probablemente usó sus propios métodos locales al tratar la madera.

«Este nuevo estudio revela que Stradivari y Guarneri tenían su propio método patentado individual de procesamiento de madera, al que podrían haber atribuido una importancia considerable, afirma Nagyvary.

YouTube player

Podían haberse dado cuenta de que las sales especiales que utilizaban para la impregnación de la madera también le otorgaban una resistencia mecánica beneficiosa y ventajas acústicas.

Estos métodos se mantuvieron en secreto. No había patentes en esa época».

En aquel tiempo, las recetas de barnices no eran secretas porque el barniz en sí no es un determinante crítico de la calidad del tono.

Pero, por el contrario, el proceso de cómo se procesaron las tablas de abeto fresco con una variedad de tratamientos químicos a base de agua es otra cuestión.

 

120
5 1 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x
A %d blogueros les gusta esto: