Hace unas meses, cuando vimos a nuestro profe Markus del MIT hablando de la fortaleza de las telas de araña, nos acordamos de lo que disfrutamos del viaje a Boston y del ambiente científico … aunque no encontramos una aplicación directa para lo que allí nos enseñaron.

Eso sí, tendrán que cambiar gran parte del temario del curso sabiendo que después un grupo de científicos han modificado unas bacterias mediante ingeniería genética, capacitándolas para producir un material parecido pero que supera en prestaciones a la seda de diversas arañas.

Este nuevo material, una especie de seda polimérica amiloide, es más fuerte que el acero y más resistente que el Kevlar, el célebre material usado para confeccionar chalecos antibala.

La nueva seda polimérica amiloide es solo el primer logro en una línea de investigación que empezó en el año 2018 con bacterias productoras de sucedáneos de la seda de araña y que aún tiene muchas y fascinantes posibilidades a explorar.

De los miles de diferentes secuencias amiloides que podrían mejorar las propiedades de la seda de araña natural, el estudio ahora presentado solo ha explorado tres.

349
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x