Tras los ataques de las pasadas semanas a la industria petrolífera (Continental) y a la de videojuegos (Electronic Arts) ahora es McDonald quien se jacta de haber detectado la intrusión … después de que desconocidos habían sustraído los datos.

Por lo que se dijo el pasado viernes en Wall Street Journal la filtración en McDonald’s afectaba a algunos datos de contacto de empleados y franquiciados estadounidenses, así como a información relativa a los restaurantes, como la capacidad de asientos y la superficie de los mismos.

Según el WSJ, los datos de los clientes estadounidenses no fueron robados, pero sí los de Corea del Sur y Taiwán. En Taiwán, el hackeo también implicó el robo de información de los empleados, incluyendo nombres y detalles de contacto.

Tal y como comentan nuestros compañeros de diariotiEn una declaración más bien extraña a la CNN, la cadena de hamburgueserías dijo que “el descubrimiento de la brecha se produjo como resultado de nuestras importantes inversiones en medidas de ciberseguridad”. Sería comprensible que una empresa alardee de haber evitado una brecha, no de haberla descubierto cuando ya se ha producido.

11
5 1 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x