Olvidar tiene mala fama ya que aunque es algo natural que llega con la edad se suele asociar a enfermedades como el alzhéimer. Sin embargo cada vez hay más científicos que defienden que deberíamos considerar los procesos de olvido como algo necesario y complementario a los de recordar, pues el correcto equilibrio entre ambos es lo que nos dota de una buena memoria.

Incluso en la Inteligencia Artificial cada vez hay más científicos que defienden que deberíamos considerar los procesos de olvido como algo necesario y complementario a los de recordar, pues el correcto equilibrio entre ambos es lo que nos dota de una buena memoria. es al menos lo que defiende Facebook en su proyecto “No todos los recuerdos son iguales: Aprender a olvidar expirando”.

Básicamente, lo que propone Facebook es incorporar herramientas para que la inteligencia artificial pueda identificar cuáles son los datos que merecen más atención.

Así, todo lo que se vuelve irrelevante puede expirar y no consume innecesariamente tiempo o recursos de análisis.

El proyecto de Facebook en relación a la IA es muy interesante, en especial en tiempos donde el volumen de información disponible es cada vez mayor.

Por dicho motivo los investigadores proponen un método llamado Expire-Span.

El mismo ha sido diseñado para que las redes neuronales artificiales clasifiquen y almacenen de modo más eficiente la información relacionada con las tareas que deben realizar.

Si el sistema entiende que una determinada información es muy importante para el trabajo que se lleva a cabo, la fecha de vencimiento será más lejana.

Por el contrario, si los datos producen un impacto menor, la expiración será más cercana.

La capacidad de olvidar elementos irrelevantes no solamente permitirá que la inteligencia artificial se enfoque sobre lo que realmente importa. También ayudará a que se libere espacio de memoria, algo muy relevante cuando los recursos técnicos no son infinitos.

La investigación de Facebook también menciona que cada vez que se añade nueva información, Expire-Span no analiza solamente la relevancia de esta sino que el sistema repasa los datos que existían previamente para determinar si debe cambiar las fechas de vencimiento ya establecidas.

Evidentemente este estudio tendría aplicación directa, por ejemplo, en el “autoajuste” de modelos de control de procesos en los que sin olvidar el pasado hay que estar dispuesto a aprender del presente … lo que no resulta tan sencillo de modelizar.

0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x