El 45% de la población española reconoce roncar habitualmente y el 30% asevera que lo hace ocasionalmente. El ronquido es un problema socialmente extendido, pero todavía no existe una concienciación general respecto a los problemas de salud que puede acarrear.

Habitualmente los ronquidos se producen por la combinación de diferentes causas y factores. Durante el sueño la musculatura de la garganta se relaja, lo que provoca la depresión de la lengua hacia las vías aéreas, reduciendo el espacio de obertura de éstas y provocando una vibración en el conducto que transporta el aire, que se transforma en el sonido comúnmente conocido como ronquido.

Además de la relajación de la musculatura bucal, algunos expertos también han constatado que los ronquidos son producidos por problemas relacionados con un mal desplazamiento mandibular o la posición labial.

Por tanto no hace falta decir que, si quieres dejar de roncar, debes encontrar una manera de mantener abiertas las vías respiratorias.

Una de las formas más populares de hacer esto es con una máquina de presión positiva continua en las vías respiratorias, también conocida como las máquinas CPAP que desgraciadamente son grandes y requieren máscaras faciales engorrosas, así como acceso a electricidad.

De ahí el interés del nuevo protector bucal anti ronquidos VitalSleep que se presenta como una solución mucho más simple que cabe en su bolsillo y se puede usar en cualquier lugar.

El protector bucal anti-ronquidos VitalSleep mantiene las vías respiratorias abiertas y, por lo tanto, evita los ronquidos al mantener la mandíbula y la lengua hacia adelante.

Cuenta con un sistema patentado que le permite ajustar la bandeja inferior en incrementos de 1 milímetro según la intensidad de los ronquidos. Cuanto más adelante coloque la pieza inferior, más abiertas se mantendrán las vías respiratorias.

El protector bucal anti-ronquidos VitalSleep asegura un ajuste cómodo con impresiones dentales moldeadas pero con la gran ventaja (respecto a una férula de descarga) que no se necesita acudir a un médico para su ajuste ya que basta con calentar el protector bucal en agua caliente durante 60 segundos y luego morder la boquilla. Y este proceso se puede repetir varias veces, lo que significa que puede realizar ajustes en la moldura según sea necesario.

29
5 2 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x