El reloj Matrix PowerWatch se ha hecho famoso no por su tamaño sino por no utilizar batería alguna ya que puede alimentarse usando solo la diferencia de temperatura entre la piel del usuario y el aire.

Un sistema similar es el que han desarrollado un grupo de investigadores chinos fabricando una tela de auto-enfriamiento /autocalentamiento que puede generar una pequeña cantidad de electricidad cuando se conecta a un generador termoeléctrico.

Por lo que se ve han creado un nuevo tipo de tejido en capas utilizando una tela hecha de polímeros fibrosos porosos para que respire como algodón (permitiendo que el sudor se evapore y escape), pero también hace mucho más.

Un lado del tejido está cubierto de nanopartículas de zinc y cobre que sirven para atrapar la energía solar y para reflejar la radiación térmica emitida por el usuario hacia su cuerpo.

El otro lado del tejido hace lo contrario, utilizando una estructura jerárquicamente porosa (tiene poros de varios tamaños que están dispuestos estratégicamente) para reflejar los rayos del sol y, al mismo tiempo, permitir que el calor del cuerpo humano se irradie y se disipe.

Al probar un pequeño cuadrado del tejido en piel humana simulada bajo la luz solar natural con el lado de la calefacción hacia afuera, los investigadores encontraron que aumentaba la temperatura subyacente en 14 grados Fahrenheit más que un cuadrado de simple algodón negro.

Incluso de noche sin luz solar, los efectos aún eran medibles, con un aumento de 5 grados Fahrenheit en comparación con una simple capa de algodón.

Cuando el tejido se volvió al revés, se descubrió que, bajo la luz del sol, la superficie de la piel simulada se enfriaba 11 grados Fahrenheit más de lo que podía hacerlo un cuadrado de algodón blanco.

El nuevo tejido podría revolucionar las capas base y la ropa interior, haciéndolas más adaptables a las condiciones climáticas cambiantes.

277
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x