La insuficiencia cardíaca afecta a 26 millones de personas en el mundo y es actualmente la causa de hospitalización más frecuente en las personas mayores de 65 años.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) muestra que las enfermedades relacionadas con esta dolencia fueron la principal causa de mortalidad en España hasta 2020.

Un diagnóstico eficaz y rápido de la enfermedad puede ser clave para su tratamiento.

En la actualidad, el seguimiento se realiza mediante la cuantificación de biomarcadores en análisis de sangre.

El uso del método desarrollado para su detección a través de muestras de saliva sería una herramienta mucho más rápida para mejorar el diagnóstico y el tratamiento.

El dispositivo ha sido diseñado en la plataforma KardiaTool, un proyecto financiado dentro del programa europeo Horizonte 2020, en el que participan investigadores del Instituto de Microelectrónica de Barcelona (IMB) y del Instituto de Ciencias de Materiales de Barcelona (ICMAB), entidades adscritas al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España.

El nuevo sistema es en realidad un laboratorio portátil, construido a partir de sistemas microelectrónicos, sensores integrados, compuestos bioquímicos y nanopartículas magnéticas, capaz de separar e identificar biomarcadores en la saliva.

Su funcionamiento se basa en un biosensor microelectrónico (denominado ImmunoFET), que contiene nitruro de silicio manufacturado en la Sala Blanca del IMB.

ImmunoFET consiste en un transistor capaz de detectar uno de los biomarcadores de la insuficiencia cardiaca: el factor de necrosis tumoral-alfa (TNF-alfa), en la saliva del paciente.

El equipo ha experimentado con muestras de saliva artificial y humana que indican una alta sensibilidad a la concentración de TNF-alfa.

 

47
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x