Seguro que, como a nosotros, no os gustan nada ese tipo de productos que por mucho que aprietes se queda una gran parte dentro del tubo. El problema no es solo de los dentífricos o del ketchup y en mi caso he vuelto a comprar la mayonesa en los tipicos tarros de cristal ya que pienso que se pierde todavía más en la que viene envasada en plástico.

Los químicos e ingenieros han sabido crear materiales y superficies superhidrofóbicas durante años, gracias en parte al estudio de los enfoques y técnicas que la Madre Naturaleza ha perfeccionado.

Las superficies texturizadas con patrones microscópicos complejos crearán un colchón delgado de aire que permite que los líquidos se deslicen fácilmente en lugar de pegarse, pero las superficies hidrófobas generalmente no funcionan con líquidos más espesos y viscosos que no fluyen tan fácilmente… como ocurre con la mayonesa o con la pasta dental sad

Los materiales superhidrofóbicos también suelen estar hechos de materiales que no son seguros para los alimentos y, con el tiempo, pueden degradarse y volverse menos resbaladizos, lo que reduce su eficacia.

Por ello en el MIT se ha creado LiquiGlide gracias a  un enfoque mejor que resuelve el problema de sacar toda la salsa de tomate/ketchup de una botella.

Se aplica un patrón texturizado a una superficie determinada, que luego se trata especialmente para cambiar la química de su superficie.

Luego se introduce un líquido con una formulación personalizada, que no solo llena todos los espacios en las texturas microscópicas, sino que también crea una capa delgada en la superficie que es sumamente resbaladiza.

Los materiales que entran en contacto con él, como la salsa de tomate, se deslizan fácilmente porque en realidad nunca entran en contacto con el material de la superficie subyacente, ya sea metal, plástico o vidrio, solo esa fina capa de líquido.

Los primeros productos que vamos a empezar a utilizar próximamente con LiquidGlide son los de Colgate en una nueva línea de pastas dentales Elixir que vienen en un tubo transparente reciclable. Por lo que se rumorea empezará a distribuirse en Europa antes de que lleva a USA pero también se habla de que el precio de un tubo de dentífrico con esta tecnología podrá costar unos 10 EUR bastante más de lo que cuesta uno normal aunque a medida que se popularice es de suponer que baje su precio… o se empiece a vender para otras aplicaciones de mayor valor añadido ¿no?

64
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
emi2
emi2
15 dias antes

Aunque parezca una tontería, me identifico completamente con el primer párrafo. En España estos envases parecen relegados a pegamentos, pomadas y pasta de dientes, pero la verdad es que se aprovecha mucho mejor el producto que con otros envases. Os pongo una foto, para que lo veáis. A mi me encanta la mayonesa y la mostaza de esta marca “extranjera”.

20210503_175347.jpg
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x