Si fuéramos tan mal pensados como el amigo Òscar diríamos que como el tema del grafeno, el proyecto Gaia-X es una forma de justificar subvenciones que se dan en la Comunidad Europea para investigar en cosas que finalmente no sirven para nada.

Como ya os contábamos hace tiempo, el objetivo del proyecto Gaia-X era la creación de una alternativa europea a la computación en la nube para no seguir en manos de Amazon o Microsoft, por ejemplo.

Lo que en principio lanzó Aelmania y Francia como una propuesta para crear una infraestructura europea de datos ha ido adaptándose a las circunstancias y a la realidad actual.

Según las últimas noticias, la propuesta actual intenta crear una sería de estándares para compartir información. Las palabras de Hubert Tardieu su presidente del Consejo son «queremos construir y diseñar reglas políticas y arquitectura para federar el servicio».

El consorcio de Gaia-X figuran Gaia-X cuanta actualmente con 230 integrantes, incluyendo usuarios internacionales y proveedores de servicio europeos, aunque sólo los que tengan su sede en territorio europeo podrán ser parte del consejo.

En el artículo también se comenta las posibilidades del uso de los datos de los usuarios y el impacto que pueden tener las diferentes políticas regulatorias. Se comenta el ejemplo de como Israel ha tenido un acceso más rápido a las vacunas al poder ofrecer datos anonimizados a las farmacéuticas. Una oferta que no ha sido viable en Europa debido a la enorme fragmentación de soluciones sanitarias.

Ya veremos como evoluciona esta iniciativa y si finalmente se consigue obtener algo positivo de ella.

144
5 1 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x
A %d blogueros les gusta esto: