Esta noticia que os vamos a contar me recuerda un proyecto (que nunca llegó a ver la luz) que estuvimos pensando a desarrollar con nuestro amigo Paco/Creativo para la “petrolera”. Por lo que nos contaban los refineros, un problema que tenían era las posibles oibstrucciones en válvulas de seguridad y discos de rotura a consecuencia de obstrucciones producidas por el crecimiento desordenado de bacterias aficionadas a comer queroseno, por ejemplo.

Tampoco se libran del problema los aviones y para evitar que los motores se averíen en casos extremos, las compañías aéreas ya hacen que se analice el queroseno antes de repostar y que se revisen los depósitos de sus reactores para detectar la infestación microbiana. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) también recomienda realizar estas pruebas a intervalos regulares. Dependiendo del riesgo de contaminación – las distancias cortas, la baja altitud o un clima cálido y húmedo, por ejemplo, favorecen el crecimiento microbiano – los controles se realizan anualmente o incluso mensualmente.

Sin embargo hasta ahora la detección de microbios llevaba mucho tiempo: hay que tomar muestras de los tanques y enviarlas a un laboratorio. La evaluación tarda hasta cuatro días. De ahí el interés en el desarrollo de un sistema de detección automatizado y móvil que permitiera al personal sin formación in situ detectar y cuantificar los microorganismos en los tanques de combustible en 30 minutos.

Ahora se ha patentado en Alemania una prueba rápida basada en el análisis del ADN de las bacterias y hongos dañinos. Los microbios se aíslan de una muestra, su pared celular se digiere enzimáticamente, el ADN se purifica, se amplifica y se marca con un colorante fluorescente. De esta forma -similar a la prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para la detección del SARS-CoV-2- se pueden detectar los microbios presentes mediante un detector que lee la luz fluorescente.

Al mismo tiempo, la nueva detección es más rápida y robusta que una prueba PCR: no tarda más de 30 minutos, funciona incluso con temperaturas exteriores fluctuantes y cubre un espectro más amplio de microbios que las detecciones de laboratorio habituales hasta ahora.

Este dispositivo podría estar en el mercado en 2025. Hasta ahora, no existe una prueba rápida de este tipo en ningún lugar del mundo que cada día será más importante dado que los microbios prefieren como fuente de alimento a los … biocombustibles que se empiezan a vender como la solución a los viajes aéreos sostenibles.

86
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x