La verdad es que el COVID está dando mucho juego y no hay Centro de Investigación que no dedique tiempo y esfuerzo en poner a sus mentes pensantes al servicio de la ciencia y la salud.

Ahora es General Electric la que tiene un grupo de científicos trabajando en un diminuto sensor que detecta el virus que causa el COVID-19, y planean adaptarlo a dispositivos móviles tipo smartphones o relojes inteligentes.

De acuerdo con General Electric, el equipo de científicos destinó la última década a desarrollar y perfeccionar tecnologías de detección miniaturizadas.

Las mismas brindarían capacidades de detección aguda similares a las de instrumentos de laboratorio, pero ocupando sólo una fracción del tamaño.

Pero eso no sería todo, ya que también sería utilizable en teclados de computadores y lectores de huellas digitales, entre otros.

Con esta nueva herramienta se podría detectar la presencia de nanopartículas del virus que origina el COVID-19 «en pantallas, mesas y otras superficies.

Con la ayuda económica de los Institutos Nacionales de Salud, los investigadores de GE Research quieren demostrar que es posible contar con sistemas de detección confiables y con grandes posibilidades de aplicación.

De todos modos, que el sensor quepa en un smartphone no implica necesariamente que sea adoptado de inmediato por la industria aunque si el desarrollo de General Electric se mantiene por la buena senda, no sería de extrañar que los sensores miniaturizados encuentren rápida adaptación.

72
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x