El otro día mi Jefe me decía que me ahogaba en un vaso de agua cuando intentaba pedirle que empezase a pooner los medios ante un problema que podríamos tener a corto plazo. Algo así es también lo que me contestaron en una reunión de fabricantes de automóviles que apostaban por los coche eléctricos cuando les pregunté por el futuro de las baterías una vez terminado su ciclo de vida. Su contestación: Hasta que llegue ese momento ya habrá aparecido alguna nueva tecnología para resolver ese problema.

Eso más o menos es lo que decían los bomberos hace un par de años cuando explicaban que «apagar el fuego de un coche eléctrico es totalmente distinto a uno de gasolina o diésel».

Mientras haya pocos coches eléctricos la probabilidad de que ocurra un incendio es baja… aunque no nula. Por ello, en la ciudad alemana de Kulmbach han prohibido la entrada de coches eléctricos o híbridos en sus aparcamientos subterráneos.

Lo curioso del caso es que la «culpa» de todo la ha tenido el incendio de un VW Polo «clásico = de combustión» que se propagó a uno eléctrico y se mantuvo durante demasiado tiempo provocando daños en la estructura del garage valorados en 200.000 EUR y 5 meses de cierre para su restauración.

Si bien el incendio de un coche «normal» se puede sofocar en cuestión de minutos en el caso de los que llevan baterías necesitan del orden de 10 veces más de agua para controlar las altas temperaturas que se alcanzan alargándose a horas / días el tiempo necesario para que se quemen al completo las baterías y dejen de ser un problema. Esto se debe a la reacción química que tiene lugar en las celdas que forman el paquete de baterías, de forma que solo pueden enfriarse, no extinguirse.

334
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
4 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
emi2
emi2
En respuesta a   Pharizna
7 meses antes

Bueno, en Alemania son un poco «peculiares» con el tema de los aparcamientos en garajes… Desde los que tienes plazas sólo para mujeres en la entrada, hasta los que tienes que aparcar «obligatoriamente» de cara a la pared, eso creo que me pasó en Baden-Baden, pero ya han pasado unos años.
Supongo que no querían que se mancharan las paredes del garaje con los humos de los coches, aunque eso es lo que yo me imaginé, ya que mi alemán sólo da para pedir cervezas.

Alifatico
Alifatico
En respuesta a   Pharizna
7 meses antes

Hace tiempo se comentaba que las baterías sobrantes que ya no servían para los coches, se estaban empezando a utilizar para acumuladores domésticos para las placas solares y así alargar un poco más su vida útil… pero claro dependerá de los precios y de los riesgos…. como todo en esta vida.

Abrazos.

4
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x