Aunque a muchos de nosotros nos habría gustado no haber «sufrido» este 2020 a Elon Musk puede quejarase ya que no le ha ido nada mal.

Él siempre amante de las emociones fuertes ha comentado a través de su cuente en Twitter que tiene previsto realizar en las próximas semanas la primera prueba de gran altitud de su cohete Starship creado para convertirse en la nave que lleve a la humanidad a Marte. Actualmente se encuentra en su prototipo SN8 y se estima que cada lanzamiento tendrá un costo de USD $2 millones.

Pero para llegar a ese punto es necesario hacer pruebas con la nave; y en este próximo test elevarán el cohete por los cielos a más de 14 kilómetros de altitud.

YouTube player

Sin embargo, tal como explica el propio Elon en sus redes desde finales de noviembre; el punto más crítico actualmente con el Starship de SpaceX es su sistema de aterrizaje dado que la inercia de su descenso y el peso vuelve mucho más complicado el proceso que con un cohete Falcon 9.

Como siempre, muy sincero Musk estima que hay tantas cosas que pueden fallar que estimas las posibilidades de éxito tan solo en 1/3 pero aun así y más sabiendo que cada prueba fallida cuesta 2 M$ … hay que intentarlo para conseguir llegar a Marte en el 2022 y a humanos en el 2026!

758
Suscribirse
Notificación
1 Comment
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x