Aunque Microsoft se ha apresurado a aclarar que su nueva Productivity Score no es una herramienta para tener controlado al (tele)trabajador … la verdad es que lo parece.

Ya el nombre deja bien claro de qué va la cosa, que no es otra que puntuar tu productividad. Eso sí, desde la empresa lo niegan. Jared Spataro, vicepresidente corporativo de Microsoft 365, “Tenemos el compromiso de hacer de la privacidad un elemento fundamental de Productivity Score”, afirma.

Asegura que “no es una herramienta para monitorizar” sino que busca “descubrir nuevas formas de trabajar y proporcionar a tu gente experiencias de colaboración y tecnología”.

Pero, por otro lado, añade: “También te damos el control para que puedas anonimizar la información de los usuarios o incluso eliminarla”. O sea, que los datos están disponibles.

La diversión aumenta cuando pinchas en uno de esos enlaces en los que se supone que no debes hacerlo: “página de documentación”. Ahí está, sin tapujos, la prueba de que todo lo proclamado al respecto de la privacidad brilla por su ausencia.

La herramienta mide cinco aspectos básicos: colaboración en los contenidos, reuniones, comunicación, trabajo en equipo y movilidad. El propio Spataro advierte de que es necesario usar los datos “de forma responsable” con el fin de “mantener la confianza de los usuarios”. Y explica: “Tienes que elegir quién y hasta qué nivel organizativo puede ver los datos a nivel de usuario”.

482
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios