No es la primera vez que hablamos de computación cuántica en PcDeMaNo ya que la posibilidad de disponer de potencia de cálculo ilimitada es algo realmente atrayente. El problema viene al intentar aterrizar esas promesas a un proyecto en concreto y aparte de los relacionados con la encriptación de datos (de interés, por ejemplo, para temas bancarios) es muy difícil poder definir nuevas formas de resolver problemas de cálculo sobre todo porque no acabamos de entender lo que se esconde detrás de los fenómenos cuánticos.

De ahí el interés de la startup ColdQuanta que ha puesto «materia cuántica en la nube es decir «una colección de decenas de miles de átomos de rubidio, enfriados casi al cero absoluto» con los que puedes jugar desde tu sitio web sin más que solicitar el acceso… y que te lo aprueben, claro.

Estos átomos de rubidio fríos, a diferencia de los que palpamos en objetos macroscópicos cotidianos a temperatura ambiente, exhiben un comportamiento claramente cuántico. Por ejemplo, poseen propiedades tanto de partículas como de ondas.

Por ahora, ColdQuanta está limitando el acceso a 100 usuarios en los EE. UU. y Europa para solucionar los errores de software iniciales, aunque planea expandir el acceso más adelante.

Los átomos fríos se encuentran en un pequeño terrario de vidrio dentro de un laboratorio ColdQuanta en Boulder, Colorado.

Los científicos e ingenieros han conectado láseres, imanes y otro hardware para manipular los átomos a Internet, por lo que, literalmente, puede jugar con esta extraña masa haciendo clic en los botones de su navegador.

ColdQuanta se refiere a este sistema, los átomos y su hardware y software de soporte, como Albert.

Acciones que puede realizar con Albert desde tu propia casa: ampliar y obtener imágenes de los átomos de rubidio en su celda de vidrio; encender los campos de fuerza electromagnética dentro del vidrio y obtener imágenes de los átomos a medida que atraviesan esas barreras; y enfriar los átomos de un gas a otro estado de la materia llamado condensado de Bose-Einstein.

YouTube player

También es posible observar la naturaleza ondulatoria de los átomos, por ejemplo, haciéndolos interferir entre sí, como las ondas de agua que se combinan en un estanque en una serie de crestas y valles.

El objetivo de ColdQuanta es consguir que el público se familiarice con el material y su comportamiento. Les gustaría que la gente se sintiera tan cómoda con la idea de la materia cuántica como con la idea de un láser: poder visualizarlo y cómo podría utilizarlo.

A pesar de todo, me parece que con el tiempo he pasado de ser un científico a un ingeniero por lo que me sigue faltando mucha información y soltura para poder ver la aplicación de estos «juguetes» cuánticos en aplicaciones reales o, al menos, de interés para resolver problemas.

598
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x