Volviendo la vista atrás, si no me equivoco he tenido varios Renaults (11, 21), varios Fiat (un Brava y un 500), un potente (y hambriento) Chrisler 300 M y actualmente un par de Peugeots 2008 y un Kia Óptima … con la intención de cambiarlo para la próxima primavera.

Por no mencionar el viejo Citroen 4L de mi padre con el que hice mis primeras prácticas… que desde luego no era bonito ni llamaba la atención por sus formas. En cualuier caso para feo, feo… el Citroen AMI que van a empezar a vender en la próxima primavera y a un precio que rondará los 6000 EUR.

Lo último de Citroën tiene cuatro ruedas y dos plazas, se conduce sin carnet y puede recorrer hasta 70 kilómetros con una carga… aunque ni siquiera su fabricante quiere denominar como coche.

Estenuevo «cuatriciclo ligero» (alias “coche sin carné) dispone de dos plazas pensado para un uso exclusivamente urbano. Tiene 8,2 CV y alcanza una velocidad máxima de 45 km/h. Es un vehículo de concepción extremadamente sencilla, ruidoso e incómodo, pero si se utiliza poco tiempo y con buenas condiciones climatológicas, puede ser una buena solución de movilidad para la ciudad.

Las dos puertas laterales que dan acceso al habitáculo se abren en un sentido diferente: la del conductor hacia atrás (una apertura que se suele denominar «suicida») y la del acompañante de la manera tradicional. Esto es así no por un tema de diseño, sino de ahorro de costes (ambas puertas son idénticas, así Citroën no tiene que fabricar una para cada lado). La superficie acristalada es muy grande y dentro entra mucha luz . El asiento del conductor solo tiene ajuste longitudinal, mientras que el del pasajero es fijo. Ambos ocupantes cuentan con un cinturón de tres puntos de anclaje. El espacio a lo largo y a lo alto es bueno (una persona de 1,85 metros de estatura cabe sin problema), no así a lo ancho.

El equipamiento de confort y seguridad es practicamente nulo y ridículo si se compara con lo que habitualmente traen hoy en día los coches de categoría M1 e incluso con el que pueden llevan otros cuatriciclos ligeros como el eAixam. Entre otras cosas, el Ami no tiene, ni puede tener, ABS, airbag, elevalunas eléctricos, cierre centralizado, aire acondicionado, altavoces ni radio. Tampoco tiene luces largas, parasoles ni maletero. Es, prácticamente, un carrito de golf carrozado.

Todo es de plástico y no hay concesiones al confort; de hecho, ni siquiera tiene un parasol, ni guantera, aunque hay varios lugares para dejar objetos, tanto en el salpicadero, como en los paneles de las puertas, que cuentan con rejillas.

567
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x