Aunque el nombre Kalashnikov siempre se recordará como el fabricante ruso del famosos fusil de asalto AK-47 lanzado allá por los año 50 hace un par de años presentaron su CV-1 para hacer la competencia a Tesla.

Desgraciadamente, aunque la verdad es que no nos ha soprendido, desde el pasado año no se sabe nada nuevo sobre su automóvil eléctrico .

Ahora el último “juguete” (según lo han definido ellos mismos) es la MP-155 Ultima … una escopeta pensada para tiro recreativo y que permite sincronizarse con un móvil… y mucho más.

La escopeta semiautomática es una modernización de la MP-155 que ya vende hace tiempo, pero la versión Ultima tiene una  Raspberry Pi en su interior, la que gestiona la cámara FullHD que graba videos de los disparos. Incluso tiene una pantalla integrada para ver los videos, que luego pueden enviarse a otros dispositivos vía Wi-Fi o con un cable USB.

La escopeta también lleva un GPS y una brújula, y quien la use podrá consultar su ubicación en la pantalla del arma.

El precio de esta escopeta, pensada para un uso recreativo, será de unos 500 dólares en Rusia para la configuración básica; en enero próximo Kalashnikov dirá qué precio tiene con todos los accesorios.

537
5 1 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios