Muchas instalaciones de producción (por ejemplo, los fabricantes de plástico, las compañías farmacéuticas y otros) utilizan nanocatalizadores que contienen paladio, un componente caro que no se produce de manera sostenible.

Un químico de la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos (RUDN) ha desarrollado un catalizador ecológico para la química farmacéutica e industrial.

Por lo que cuenta aquí ha encontrado una manera de reducir el consumo de paladio y hacer su fabricación más ecológica. Su catalizador está basado en una sustancia que proviene de residuos vegetales. Usando su invento, los fabricantes podrían reducir el consumo de paladio a la mitad. Además, los nuevos catalizadores pueden ser reutilizados varias veces sin que disminuya su eficiencia.

El núcleo del nuevo nanocatalizador consiste en óxido de hierro con altas propiedades magnéticas. El revestimiento está hecho de un polímero basado en el catecol. El catecol es una sustancia que se encuentra en las paredes celulares de las plantas y se produce a partir de residuos vegetales. Ambas capas son auxiliares y no tienen actividad catalítica. Las propiedades catalíticas del compuesto provienen de las nanopartículas de paladio que se incorporan a la segunda capa. El polímero fija las partículas en su lugar y evita que se unan.

La nueva estructura del catalizador requiere el doble de paladio que la antigua: 1,5% del peso total de las nanopartículas, frente al 3-6%. Además, después de un par de ciclos de producción, el núcleo del material nanocompuesto puede ser limpiado y reutilizado. Este método no sólo es bueno para el medio ambiente sino también económicamente viable, ya que hará más barata la producción de medicamentos, plásticos y otros productos.

401
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios