Un chaval de 16 años (del que evidentemente no se ha hecho público su nombre) ha sido acusado de colapsar totalmente durante tres días el sistema informático del condado de Miami-Dade en la primera semana de colegio en USA.

El resultado, los más de 275.000 estudiantes y cerca de 20.000 profesores del estado no pudieron acudir a las clases online los primeros tres días del curso.

Esta circunstancia ha elevado las crítica de padres y miembros del consejo estudiantil con respecto a la plataforma elegida para impartir las clases online, pues como muy efectivamente se ha demostrado con un solo ataque, es muy frágil y puede acarrear más problemas a largo plazo.

Para el ataque empleó una sencilla herramienta llamada ‘Low Orbit Ion Cannon‘ (LOIC) para ejecutar una ataque por denegación de servicio (DDoS) sobre la plataforma de enseñanza.

Los ataques DDoS funcionan como una avalancha: se lanzan demasiadas peticiones de conexión a una página o plataforma online y, al ser incapaz de responder a todas ellas, es imposible conectarse a la susodicha.

Esta misma herramienta se ha empleado en el pasado por el grupo de ciberactivistas Anonymous para atacar páginas webs de grandes conglomerados de empresas, como MasterCard, Visa o PayPal, ya fuera a modo de protesta o con otros fines. Su uso está permitido (al menos en USA) como herramienta para pruebas de stress en los propios servidores aunque penado su uso para “atacar” mediante DDoS a otros.

572
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios