Los cristales de tiempo, propuestos em el año 2012 por el premio Nobel Frank Wilczek, son un nuevo y sorprendente estado de la materia que presenta la misma simetría que los cristales ordinarios, pero en el tiempo en vez de en el espacio.

A diferencia de los cristales convencionales, que no cambian según pasa el tiempo, los cristales del tiempo cambian de momento a momento, siguiendo un patrón, como si tuviesen su propio ritmo interno.

Esta propiedad, que les permite conservar una coherencia interna, es de gran interés en el campo de la computación cuántica.

Ahora y según se ha publicado enNature Materials los científicos han observado la interacción entre dos cristales del tiempo en cristales del tiempo contruidos a partir de helio-3, un exótico isótopo de helio al que se le ha arrancado un neutrón.

Enfriaron este helio-3 hasta convertirlo en un superfluido, y situar su temperatura hasta una mínima fracción por encima del cero absoluto, es decir, los -273,15ºC.

Por último, crearon dos minúsculos cristales del tiempo dentro de este superfluido y los hicieron «tocarse» observando cómo ambos cristales intercambiaron partículas, a través de lo que se conoce como efecto de Josephon.

En origen, los cristales del tiempo son grupos de átomos que están en el estado de mínima energía (es decir, lo más fríos posible).

Sus propiedades les llevan a oscilar de forma periódica, como el tic-tac de un reloj.

Lo más característico, es que estos cambios no son aleatorios, sino que muestran una predilección: los átomos oscilan, giran, se mueven en una dirección y luego otra, pero no lo hacen de forma aleatoria.

Pero otro de los aspectos interesantes es que los sistemas que dan lugar a cristales del tiempo exhiben un desequilibrio térmico que no se puede romper.

Gracias a eso, constituyen una forma de materia exótica cuyo comportamiento es predecible: en concreto, los investigadores son capaces de predecir cuándo se romperá la simetría temporal.

Esto es interesante porque los computadores cuánticos necesitan hacer un gran número de operaciones, de forma periódica.

1153
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
4 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Òscar Català
Òscar Català
1 año antes

Computadores cuánticos! Prometen más que el grafeno!!!

PcDeMaNo
PcDeMaNo
En respuesta a   Pharizna
1 año antes

Que pena!

Google se nos ha adelantado y han conseguido simular una reacción química muy sencilla utilizando la computación cuántica

4
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x