Aparte de “lujazo” que es teletrabajar en el pueblo manchego con aire acondicionado por toda la casa, una piscina sin horarios ni necesidad de mascarilla, etc es la total ausencia de ruido que por las noches incluso resulta hasta molesta.

Eso sí para los no tan afortunados que tiene que teletrabajar en condiciones no tan buenas siempre pueden esperar un poco a que se popularicen estas ventanas con “cancelación de ruido”.

El desarrollo presentado consta de dos elementos: En primer lugar usa un micrófono sensor que capta los molestos ruidos repetitivos que llegan a la ventana, esa información se envía a un ordenador que descifra la frecuencia de onda adecuada para neutralizar esos sonidos. El segundo elemento son unos pequeños altavoces instalados en el marco de la ventana que emiten las ondas adecuadas para cancelar las ondas que entran, consiguiendo “casi un silencio maravilloso”.

La clave de este sistema se basa en la frecuencia de las ondas de sonido, y el equipo de desarrollo ha descubierto que el rango óptimo está entre 300 y 1000 hertzios. Contrarrestar las ondas de sonido procedentes del tráfico de la ciudad emitiendo en la frecuencia adecuada permite eliminar gran parte del ruido, incluso con las ventanas abiertas. “Tienes la misma sensación que cuando presionas el interruptor de los auriculares con cancelación de ruido” afirma Lam el jefe de Proyecto.

571
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios