Aunque poco a poco la electricidad va a ir tomando importancia en el mundo del transporte terrestre todavía existen muchos problemas a resolver para que triunfe en barcos o … aviones.

Sin embargo, los ingleses están empezando a considerar su uso para sus futuros cazas y si inicialmente no se espera que sean eléctricos puros si al menos híbridos.

Aunque los aviones eléctricos en cierto modo y hasta cierto punto ya existen (por ahora a nivel experimental), esta tecnología no está lista para ser implementada en aviones de combate. No obstante, en BAE Systems (fabricantes del próximo aviónde cazva inglés) creen que es tiempo de ir explorando estas opciones y considerándolas como posibilidades reales y parte del futuro de la aviación, incluso aunque falten décadas para que entre en servicio estos aviones allá por 2050 o quizás 2060, y más allá, por lo que todas estas opciones son factibles.

BAE Systems, Rolls–Royce y la Real Fuerza Aérea británica están desarrollando el Tempest, un caza que se espera que entre en servicio en el año 2035. Si para entonces han logrado superar los mayores retos de la tecnología de propulsión mediante energía eléctrica en los aviones, como el considerable peso de sus baterías, es posible que ese caza o su primera actualización cuente con, al menos, un sistema de propulsión híbrido.

460
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios